La condición de Patrimonio Mundial no disipa las amenazas de la minería y las represas en sitios naturales emblemáticos

París, 26 de octubre de 2016 – Las actividades extractivas y las represas se encuentran entre las principales amenazas para los sitios naturales del Patrimonio Mundial, incluidos lugares emblemáticos como el Parque Nacional de Virunga, Iguazú y Los Sundarbans. Esta es la conclusión a la que se ha llegado en la reunión del Comité del Patrimonio Mundial, siguiendo las recomendaciones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La reunión ha concluido hoy en la sede de la UNESCO en París.

Iguaçu National Park, Brazil Photo: IUCN / Elena Osipova

El Comité del Patrimonio Mundial ha instado a los gobiernos y el sector privado a respetar los sitios del Patrimonio Mundial como «zonas restringidas» para la industria extractiva, después de tomar en cuenta los resultados de la Perspectiva del Patrimonio Mundial de la UICN, que confirma la creciente amenaza que las actividades extractivas suponen para el Patrimonio Mundial natural. El concepto de las zonas restringidas reconoce que la minería es incompatible con la condición de Patrimonio Mundial.

El llamamiento del Comité hace eco de las preocupaciones expresadas por los Miembros de la UICN sobre el rápido incremento de las actividades industriales que afectan el ambiente (minería, petróleo y gas) y los proyectos de infraestructura (represas y carreteras) que afectan no solo a sitios del Patrimonio Mundial, sino también a todas las áreas protegidas del mundo.

«Los representantes de los gobiernos y la sociedad civil que participaron en el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN celebrado en septiembre pidieron que todas las áreas protegidas fueran consideradas zonas restringidas para las actividades industriales y los proyectos de infraestructura de gran escala», afirma Tim Badman, Director del Programa de Patrimonio Mundial de la UICN. «Para mantener su credibilidad, la Convención del Patrimonio Mundial debe demostrar su liderazgo asegurando la protección de los lugares naturales más significativos de la Tierra frente a estas grandes amenazas».

El Parque Nacional de Virunga, ubicado en la República Democrática del Congo, ha estado expuesto durante largo tiempo a las amenazas de las industrias extractivas. En los últimos años, las compañías de gas y petróleo Total y Soco se han comprometido a respetar el principio de las zonas restringidas. Pero este año, la recomendación conjunta de la UICN y la UNESCO para el Comité puso de manifiesto una nueva amenaza petrolífera para el Parque Nacional de Virunga, fruto de la concesión otorgada en Uganda en los límites del sitio. El Parque es el más antiguo de África y una de las áreas con mayor riqueza en diversidad biológica del planeta.

Los proyectos de construcción de infraestructura hídrica, como las grandes represas, también han sido reconocidos como una amenaza para los sitios de Patrimonio Mundial, a menudo exacerbada por la falta de evaluaciones de impacto ambiental sobre los valores excepcionales de dichas áreas. Siguiendo el consejo de la UICN, el Comité ha instado a los gobiernos a considerar la incompatibilidad de dichos proyectos con la condición de Patrimonio Mundial.

Las represas pueden afectar a sitios con valores estéticos, como las emblemáticas Cataratas del Iguazú que se encuentran en dos parques incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial, ubicados en el Brasil y la Argentina. Los hábitats de las especies también pueden resultar perjudicados. Los proyectos de infraestructura hídrica tanto nuevos como en curso están interfiriendo con un corredor migratorio de especies de peces en las Reservas de la Cordillera de Talamanca-La Amistad/Parque Nacional de La Amistad a lo largo de la frontera de Panamá y Costa Rica. Tal como recomienda la UICN, el Comité ha lamentado que Panamá haya aprobado la construcción de la represa Changuinola II, a pesar de no contar con un proceso integral de evaluación de impacto ambiental.

El Comité ha seguido el consejo de la UICN de reiterar la necesidad de realizar evaluaciones de impacto ambiental para abordar específicamente cómo los proyectos de infraestructura propuestos afectan al Patrimonio Mundial. Dichas evaluaciones deberían aplicarse a todos los proyectos susceptibles de tener un impacto sobre un sitio, aunque se encuentren fuera de sus límites.

Los Sundarbans de Bangladesh está expuesto a varias amenazas, entre ellas el proyecto de construcción de la central eléctrica Rampal -alimentada con carbón- en sus inmediaciones. Una reciente misión conjunta efectuada por la UNESCO y la UICN, cuyas conclusiones serán presentadas ante el Comité del Patrimonio Mundial en 2017, señaló que la evaluación de impacto ambiental preparada por Bangladesh no consideraba completamente cómo la central podría impactar sobre los valores del Patrimonio Mundial. El sitio es parte del manglar más grande del mundo y es el lugar donde habita el tigre real de Bengala.

La reunión del Comité del Patrimonio Mundial se convoca cada año para tomar decisiones sobre las medidas necesarias para proteger los sitios de Patrimonio Mundial e inscribir sitios nuevos en la Lista del Patrimonio Mundial. La UICN es el órgano consultivo sobre Patrimonio Mundial natural que proporciona asesoramiento técnico independiente al Comité.

El Comité del Patrimonio Mundial se reunió en sesión continua esta semana, tras haber logrado completar todas las decisiones en Estambul en el mes de julio.

Go to top