La caza ilegal causa el peor declive del elefante africano en los últimos 25 años, según un informe de la UICN

La población total del elefante africano ha experimentado su peor declive en 25 años, principalmente a causa de la caza ilegal durante los últimos diez años, según el informe de la UICN sobre la situación del elefante africano, presentado hoy durante la 17ª reunión de la Conferencia de las Partes de la CITES, que se celebra en Johannesburgo, Sudáfrica. 

Elephants in Amboseli National Park, Kenya Photo: Julian Blanc

Elephants in Amboseli National Park, Kenya

Este informe es la fuente autorizada de conocimientos acerca del tamaño y la distribución de las poblaciones del elefante africano en los 37 Estados de su área de distribución en África subsahariana.

Proporciona más de 275 estimaciones nuevas o actualizadas acerca de las poblaciones del elefante en todo el continente africano, 180 de las cuales se derivan de relevamientos sistemáticos. Por primera vez en casi un decenio, el informe indica el número de elefantes a nivel continental, regional y nacional, y examina las variaciones poblacionales en los distintos sitios.

En base a estimaciones poblacionales provenientes de una amplia variedad de fuentes, que incluyen relevamientos aéreos y recuentos de estiércol de elefante, las estimaciones para 2015 son 93.000 más bajas que para 2006. Sin embargo, este número incluye 18.000 de poblaciones que no fueron previamente contadas, por lo que se estima que el declive real  se acerca más a 111.000. El recuento total del continente se estima ahora en unos 415.000 elefantes, aunque puede haber entre 117.000 y 135.000 animales más en áreas que no han sido objeto de relevamientos sistemáticos.

La recrudescencia de la caza ilegal de los elefantes por el marfil, que empezó  hace diez años aproximadamente, y es la peor conocida en África desde los años 1970 y 1980, es la causa principal de este declive, mientras que la pérdida de hábitats plantea una amenaza creciente para la supervivencia de la especie a largo plazo, según el informe.

“Estas nuevas cifras revelan la situación verdaderamente alarmante de esta especie majestuosa, que es uno de los animales más inteligentes del mundo y el mamífero terrestre más grande actualmente viviente,” dice Inger Andersen, Directora General de la UICN. “Es terrible pero no sorprendente que la caza ilegal esté causando tan dramáticos estragos en esta especie emblemática. Este informe proporciona más pruebas científicas de la necesidad de intensificar los esfuerzos para combatir el tráfico ilegal de especies silvestres. Entretanto, los esfuerzos realizados para luchar contra la caza ilegal no deben hacernos olvidar otras amenazas cada vez más devastadoras, como la destrucción de los hábitats.”

En el plano regional, África Austral, con más del 70% del total de la estimación, cuenta con la mayor cantidad de elefantes del continente, aproximadamente 293.000 en áreas sistemáticamente relevadas. África Oriental tiene aproximadamente 86.000 elefantes (el 20% del número total estimado), mientras que África Central tiene aproximadamente 24.000 (un 6%). La población regional más pequeña se halla en África Occidental, con aproximadamente 11.000 (menos del 3%).  

La población de elefantes de África Oriental – la región más afectada por la caza ilegal – sufre una reducción de casi el 50%, debida en gran parte a un declive de más del 60% en la población de elefantes de Tanzania. Si bien en algunos sitios se registra una reducción, desde 2006 los tamaños poblacionales permanecen estables o aumentan en Uganda, Kenya, Ruanda y Etiopía, observándose una extensión del área de distribución en Kenya.

La población de elefantes de bosque de África Central se ha visto también significativamente afectada por la caza ilegal por el marfil, desde los años 1990. En el pasado la República Democrática del Congo tenía una de las poblaciones de elefantes de bosque más importantes de África, y ahora está se ha reducido a una pequeña parte de su tamaño anterior. Gabón y Congo ahora albergan las poblaciones más numerosas de elefante de bosque de África, pero también han sufrido las consecuencias de una intensa caza furtiva en los últimos años, al igual que las poblaciones forestales y de sabana de Camerún. Las poblaciones de Camerún conocen la misma situación. Las poblaciones de elefante de sabana de Chad han sufrido grandes pérdidas y las de la República Centroafricana han desaparecido prácticamente.

Las poblaciones de elefantes de África Occidental son por lo general pequeñas y fragmentadas y se encuentran aisladas. Se observa la desaparición de 12 poblaciones desde 2006, en Côte d’Ivoire, Ghana, Guinea Bissau, Sierra Leona, Togo, Guinea y Nigeria. La población de elefantes del Complejo Transfronterizo WAP, a caballo de la frontera entre Benín, Burkina Faso y Níger, sigue siendo el bastión principal de las poblaciones de la especie en África Occidental.

Si bien la caza ilegal no ha tenido el mismo impacto en África Austral que en otras zonas, la región enfrenta también actualmente una amenaza creciente a este respecto. Se han observado disminuciones de la población en Mozambique y en algunas áreas de Zimbabue, mientras que grandes poblaciones de Namibia, Sudáfrica y Zimbabue permanecen estables o aumentan, y hay indicios de una extensión del área de distribución de la especie en Botsuana. Todavía hay incertidumbre sobre el tamaño de la población de elefantes en el área de conservación transfronteriza KAZA, la población más numerosa del continente, y la realización de un estudio coordinado de esta población reviste crucial importancia.

 “Es la primera vez desde 2006 que publicamos un informe sobre la situación del elefante africano con una actualización y un análisis de los tamaños poblacionales y distribución de los elefantes a nivel de todo el continente,” explica Holly Dublin, Presidenta del Grupo de Especialistas en Elefante Africano de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN, que dirigió la preparación del informe. “Este informe destaca la importancia que reviste monitorear, evaluar y analizar periódicamente la situación del elefante africano. Conocer el tamaño poblacional y su distribución es fundamental para identificar las amenazas que enfrenta la especie, enfocar las acciones de conservación y evaluar su eficacia. Esto ha sido posible gracias a la extraordinaria red de expertos y asociados del Grupo de Especialistas en Elefante Africano de la UICN.”

La fiabilidad y la cobertura de las estimaciones de elefantes de sabana del continente se han mejorado y muchas poblaciones de bosque en África Central han sido objeto de relevamientos por primera vez.

 “Este informe no se limita a brindar información acerca de los cambios en el tamaño poblacional, sino que, por su carácter espacial, muestra asimismo dónde ocurren dichos cambios,” explica Chris Thouless, Presidente del Grupo de Trabajo de examen de datos del GEEAf y autor principal del informe. “Rastrea muchas poblaciones de elefantes a lo largo del tiempo y a nivel de los distintos sitios, lo que nos permite entender mejor por qué las poblaciones desaparecen o perduran en ciertos sitios. Estas informaciones detalladas son esenciales para determinar los motivos que provocan los cambios en las poblaciones.”

Este informe fue preparado por el Grupo de Especialistas en Elefante Africano de la Comisión de Supervivencia de Especies, en colaboración con Vulcan Inc, una compañía de Paul G. Allen, y Save the Elephants, una organización sin fines de lucro basada en Kenya. Utiliza informaciones de la base de datos del Grupo de Especialistas en Elefante Africano, que es la base de datos espacial más completa existente en el mundo sobre la situación de una especie de mamíferos de amplio alcance en estado silvestre.

Para más información o para concertar entrevistas, sírvase dirigirse a:

En Johannesburgo: Christine Mentzel, tel.:+27 74 452 0750

En Suiza: Lynne Labanne, +41795277221, Lynne.labanne@iucn.org , Ewa Magiera, +41 76 505 33 78, ewa.magiera@iucn.org

Descargar el informe y fotos

Notas para los redactores

  • Los informes sobre la situación del elefante africano presentan estimaciones provenientes de todo tipo de relevamientos y de conocimientos especializados.  
  • Todos los datos de relevamiento aéreo del gran censo de los elefantes, (http://www.greatelephantcensus.com/), un proyecto de Paul G. Allen, y los datos del recuento de estiércol de elefantes en África Central realizado principalmente por la Wildlife Conservation Society (WCS) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), fueron presentados a través de la base de datos del elefante africano para su inclusión en este informe. 
  • La variación poblacional a lo largo del tiempo solo puede compararse para las áreas en las cuales se han efectuado relevamientos confiables. El declive de las poblaciones del elefante que se indica en este informe fue calculado comparando estimaciones poblacionales derivadas de relevamientos confiables de 2015 con estimaciones poblacionales derivadas de relevamientos confiables de 2006 e incluidas en el informe sobre la situación del elefante africano publicado en 2007.

 

Go to top